Hoy te mostraremos cómo los profesionales y aficionados de la naturaleza logran sacar el máximo provecho de los pequeños espacios. Con nuestros consejos y trucos podrás construir un jardín pequeño pero rico en colores y nutrientes, además de disfrutar de vegetales de temporada.

Elige las plantas correctas


Decide qué tipo de vegetales te gustaría ver y cultivar en tu jardín. La col, los tomates, los pepinos, la lechuga, los rábanos y las hierbas aromáticas son solo algunos que se pueden plantar fácilmente. Si eres un jardinero novato, elige plantas que no necesiten cuidados especiales y que crezcan bien en tu clima local.

Es una buena idea plantar cultivos que puedan producir muchas frutas en una sola planta. Por ejemplo, elige tomate cherry en lugar de su versión en grande, lo que garantizará mucho más producto rico y sabroso pero con menos esfuerzo.

Planificación y arreglo

Casi no hay restricciones sobre qué plantar, pero el diseño del huerto es realmente importante. Puede ser una cama de jardín común, o una elevada. Elige esta última si planeas cultivar raíces comestibles, y asegúrate de que esa zona reciba suficiente luz solar durante el día.

Divide el lecho del jardín en segmentos del mismo tamaño. Como regla general, cada metro cuadrado de tierra se puede dividir en 9 o 12 cuadros. Cada cultivo debe plantarse en su propio espacio de tal manera que todas las plantas puedan alimentarse sin problemas y obtener suficiente luz solar.

Divide las verduras que has elegido en 3 grupos: las plantas que crecen verticalmente (tomates, pepinos, guisantes, y judías verdes), las grandes que necesitan más espacio (como por ejemplo col, coliflor, berenjenas, y pimientos), y las pequeñas, como podrían ser rábanos, zanahorias, espinacas, cebollas, lechugas y plantas aromáticas.

Cuida de tu jardín

Las plantas verticales necesitan mucho cuidado y apoyo. Es una buena idea usar palos de madera para los tomates, y enrejados o rejillas hechas de materiales duraderos para los pepinos. Así evitarás que se caigan unos sobre otros y ahorrarás espacio. También puedes usar un tipi de madera para cultivar arvejas dulces.

Cuida la fertilización. Para facilitar el riego, puedes utilizar un sistema de tuberías que distribuirá la cantidad necesaria de agua y fertilizante en la cama de jardín, o simplemente usar una botella como gotero.Dibuja un mapa de tu futuro jardín antes de comenzar a plantarlo. Eso te ayudará a planificar la distribución de verduras así como de hierbas. Es mejor cambiar de ubicación de las plantas cada temporada para mantener la tierra con sus nutrientes naturales. Si deseas aprovechar al máximo el suelo, reemplaza los guisantes y los frijoles con tomates luego de lo cual siembra lechuga y espinaca. Seguido de eso reemplaza con col, para después cosechar raíces de plantas comestibles.

También es una buena idea agregar un puñado de fertilizante orgánico granulado en cada segmento del suelo cuando se siembra.

Aprovecha al máximo el espacio que tienes

Incluso si no tienes un pedazo cuadrado de tierra en el patio trasero, aún puedes construir tu pequeño jardín. Puedes crearlo plantando cultivos de escalada o verticales al lado de una valla que sirva como soporte. Si no tienes un patio trasero, planta algunas hierbas y verduras de hoja en una maceta.

Sé creativo

Cuanto menos espacio tengas, más creatividad necesitarás para construir un jardín. Puedes plantar verduras de hojas pequeñas o hierbas debajo de los árboles que crecen en tu patio, o si tienes suficiente valor para experimentar, usa botellas de plástico en lugar de camas de jardín. Son pequeñas pero puede caber suficiente tierra para cultivar lechuga, hierbas, rábanos, o incluso cebollas. Puedes colocarlas en una cerca y crear un pequeño jardín vertical como el de esta foto.

Disfruta de los cultivos

Un pequeño huerto es muy divertido, y la parte más asombrosa es la libertad de experimentar y dejar volar tu imaginación para crear este tipo de espacios. Incluso si tu jardín es del tamaño de una estampilla, siguiendo estos pequeños pero valiosos consejos puedes cosechar grandes recompensas. ¡Solo tienes que ponerlos en práctica!

¿Alguna vez has intentado construir un jardín en un espacio limitado? ¿Tienes algunos consejos útiles para compartir con nosotros? ¡No dudes en contarnos tu experiencia en los comentarios!

Vídeo: Cómo hacer tu propio jardín de hadas